Normalmente se le da mucha importancia a los lunes porque son días de nuevos comienzos, propósitos y objetivos. Pero a mí los que me gustan son los viernes, cuando se dice: “hasta aquí hemos llegado”. Llegas a tu límite, acabas con una etapa, una relación, un mal momento, o simplemente una mala semana. Tienes dos días por delante sólo para tí y para hacer lo que te apetezca. Son días importantes los viernes.

Así que hoy es día de reunión y de brindar. Podemos brindar porque le has dicho adiós a ese jefe que te tenía amargada y hoy es tu último día en un trabajo que no era para tí. Celebraremos que te despides de una buena edad pero que la que viene parece que sólo traerá cosas buenas. Habrá ronda de chupitos porque abandonáis la soltería, una buena etapa, pero en la nueva vais a ser las más felices del mundo. Que no se nos olvide descorchar unas cuantas botellas de vino porque te has cansado de los malos momentos y has decidido darle una oportunidad a otras personas. Festejaremos que te hartaste de la distancia, has comprado un billete y te cruzas el charco para ir a verlo. Los botellines ya están en el congelador, gélidos como te gustan, porque te los mereces por ser valiente, dar el paso y empezar un nuevo proyecto con tanta ilusión. También por tí, porque se acabaron los másters del universo, y los cursos de formación, ahora eres tú la que mandas y te lo has ganado. Acabaremos cantando y bailando porque ha sido una laaarrrga y dura semana y hemos llegado al viernes manteniendo el buen humor.

Y porque otro día más estamos todas juntas, y sólo por éso ya merece la pena brindar.

¡Feliz fin de semana!

8bce5bcdbf503e72f7f9c66f67c2f48e