“¿Y tú qué haces en Semana Santa?” Es la frase de moda estos días. Después de la Navidad, no hemos disfrutado de ningún puente largo y, además, es diferente pensar en vacaciones en invierno que en los deseados días soleados. El principio de la Primavera, nada más y nada menos. Mi estación favorita.

Así que en estos días todos buscamos desconectar (o eso creo), cada uno a su manera. Suele pasar que l@s solter@s prefieren planes más multitudinarios, que puedan ir en grupo, donde haya buen ambiente.

En cambio, las parejas prefieren relax y disfrutar al máximo el uno del otro durante más de dos días seguidos, cosa que no pueden hacer habitualmente. Unos buscan playa, otros ciudades nuevas que patear y conocer juntos.

Yo hoy les quiero proponer a esas parejas un lugar donde el esconderse, el relax y el descubrimiento de nuevos sitios es posible: el Hotel Eurostar Rio Douro, en Portugal, cerca de Oporto.

6621987

Seguramente algunos de los que me estáis leyendo lo conoceréis porque sois los que me habéis hablado maravillas de él pero, si le descubro este lugar aunque sólo sea a una persona, y es tan afortunado de poder disfrutarlo, ya me quedo contenta.

Yo personalmente no he ido (está en mi lista de pendientes), pero no me hace falta para recomendarlo con todo el convencimiento. De todo lo que me han dicho, me quedo con una frase: “dormir encima del río Duero”.

riodouro1

Y como veis no es exageración. Un remanso de paz y naturaleza por todos lados. Está como en mitad de la nada, es imprescindible estudiarse bien el mapa si no te quieres perder. Y agua por todos lados, ¡con lo que me relaja el agua! Agua del río, agua de la piscina…

riodouro2

¿Os imagináis ahí tumbados con esas vistas? Me está entrando hasta sueño. Y oye, que si resulta que te coge mal tiempo o eres más de interior, no es inconveniente.

riodouro3

Tiene spa, sauna, biblioteca, gimnasio… Para entrar y no salir de allí. Os adelanto que no es de los más baratos, como ya os habréis imaginado, pero lo que ahorras en desplazamiento lo inviertes en este paraíso, y es como si te hubieses ido a la otra punta del planeta.

No tengo nada más que decir, sólo espero que si vais, os acordéis de mi cuando miréis por esos ventanales y disfrutéis de las vistas.

*Fotos de la página web del Hotel Eurostar Rio Douro