Una de las pocas cosas buenas que le saco al tremendo calor que hace ya en Sevilla, es que puedo seguir disfrutando de mis restaurantes favoritos de invierno, ya que se está mejor en los lugares cubiertos con un buen aire acondicionado, que jugártela y cocerte al sol de alguna plaza.

Sevilla tiene una amplia oferta en cuanto a restauración se refiere y no sólo de barecitos, freidurías y tabernas típicas vive la ciudad. En estos últimos años se han ido abriendo nuevos negocios que siempre se agradecen y consolidando otros que llevan una larga trayectoria y que siguen llenando a diario por su calidad tanto de platos como de trato personal.

Dependiendo del día, del barrio que te apetezca, el ambiente o la comida te puedes decantar por uno o por otro, pero cualquiera que elijas de los que te presento a continuación, será un acierto seguro:

Jarisa es uno de esos que a pesar de los años y mudanzas sigue arrasando con sus clientes de toda la vida (como yo) o nuevos que deciden probar los platos en su local de la calle Juan de Mata Carriazo.

1922197_595942410494635_730299957_n

No exagero si os digo que sigo disfrutando como el primer día cuando pido su famoso roast beef con ese puré de patata único, sus croquetas o huevos a la turca que dejan sin habla a más de uno y llevo siendo cliente habitual 10 años, se agradece que sus socios sigan trabajando con las mismas ganas e ilusión todos los días. Además me encanta que hayan ido experimentando y añadiendo nuevas recetas que ya son todo un éxito como las gyozas, los rollitos o el tartar de verduras. Podrás sentarte en su barra, mesas altas, bajas o terraza y si te es difícil elegir con una carta tan completa, cualquiera de los dueños, que podrás encontrar allí siempre sin parar, te podrán ayudar con una sonrisa y buen humor que notarás nada más entrar por sus puertas. Creo que pueden presumir de tener uno de los mejores ambientes y clientela de Sevilla, se lo han ganado.

Ignacio Vidal es otro de los grandes veteranos de Sevilla. Y en gran parte es gracias a quien le pone nombre. Todos sus clientes salen diciendo halagos, piropos y agradecimientos a un hombre que trata a todo el que entra con un cariño y amabilidad que se agradecen y hace que tengas ganas de volver. Pero evidentemente no sólo volvemos por eso, hay razones de peso como su carpaccio de gambas con paté de oca que todo el mundo conoce, o el tataki de atún con mayonesa de soja.

l (1)

Carpaccio de gambas con paté de oca

Tanto si prefieres zona Porvenir o centro, podrás disfrutarlo gracias a la nueva apertura en la calle Canalejas. Te aconsejo que vayas con tiempo, porque seguramente esté todo lleno.

Algo que también le pasa desde que abrieron esta pasada Navidad a sus vecinos en la calle Felipe II: Plato Plató. Lo primero que te llama la atención es su decoración cuidada y actual. Un plus para mí es que cuenta con mesas redondas que siempre son tan agradables para pasar un buen rato de charla entre amigos, pero si prefieres unas tapas rápidas puedes sentarte en sus mesas altas desde donde podrás ver la cocina a través de un ventanal que hay detrás de la barra, tiene mucho encanto, como estar en casa. Y cuando ya has comentado lo chulas que te parecen las sillas o los platos de diferentes vajillas y colores que cuelgan de sus paredes puedes empezar a ver su variada carta.

1479368_266660006815087_516766755_nCon las croquetas de gorgonzola y setas ya te quedas encantado, y si después pruebas el risotto, las patatas bravas, la ensalada, las alitas de pollo deshuesadas o pillas fuera de carta un espectacular tartar de atún, no podrás evitar coger el móvil automáticamente y empezar a escribirle a tus amigos para recomendarlo y poner fecha para la próxima visita. ¡Importante! recomiendo dejar sitio para los postres, las tartas son espectaculares. Si con todo esto no se te pone una sonrisa de oreja a oreja, los camareros son encantadores y atentos y para colmo los dueños-chefs jovencísimos se pasan a saludar y preguntarte, un lujazo. Aún no he podido ir a alguna de las actuaciones que tienen en directo, pero así tengo una razón más para volver.

Casa Alta de actuaciones sabe bastante con sus ya famosos jueves de sushi and music. Apostaron por innovar y ofrecer algo diferente a sus clientes a los que conocen bien y la idea no pudo salir mejor, siempre hay que reservar si quieres asegurarte un sitio. Pero además de los jueves, la excursión a la urbanización de Santa Eufemia en Tomares merece la pena cualquier día de la semana, para probar su tataky de presa al whisky o el riquísimo pulpo a la brasa. Además ahora con la llegada del buen tiempo ha abierto su terraza donde puedes disfrutar de los mejores cócteles cuando empieza la noche y se está tan bien fuera.

Y para terminar mi último descubrimiento. Aunque lleve oyendo maravillas de él desde hace ya bastante tiempo no había encontrado el momento o las personas. Este fin de semana pasado, pensando en un lugar agradable donde estar cómodas, huir del calor y comer bien, me propusieron ConTenedor en la calle San Luis. Lo primero que me llamó la atención son los cuadros de la galería que hay en sus paredes y la distribución de sus diferentes mesas. Me encantó que la camarera nos trajera la pizarra, ya que la carta cambia casi cada día, dependiendo de lo que encuentren en el mercado, de la calidad del producto y de lo que esté de temporada. Pero aún así probé lo que me dijeron que es ya un clásico, ya que es lo único que repiten casi siempre por su éxito: el arroz con pato y setas…un espectáculo, como lo fueron también sus quesos y patés y el tataki de ciervo. Para rematar una comida perfecta: un souffle de chocolate. Volveré.

10258195_654500764633745_4183208869655784887_n

 

 

De momento os dejo estos, pero la lista es más larga. De todas maneras, se admiten sugerencias, ¿me decís alguna?