Ya os he comentado en otro post que una de las cosas que más me gustan es usar la bici ya sea como medio de transporte o para dar un paseo, aprovechando que en Sevilla llueve poco comparado con otras ciudades. Pero sí que es verdad que hay días que por el calor o por las largas distancias, se convierte en un verdadero esfuerzo y acabas llegando a los sitios sudando o agotado.

Así que cuando vi La Rueda Copenhague creada por ingenieros del MIT me pareció una idea genial: lo único que tienes que hacer es cambiar la rueda trasera de tu bici por la Rueda Copenhague, conectarla a una app de tu smartphone, ¡y listo! Además es una rueda inteligente, ya que sólo se activa cuando detecta que el pedaleo conlleva un esfuerzo mayor, así que para los tramos llanos o de cuesta abajo no notarás ninguna diferencia.

Ya se pueden hacer las reservas y compras, ¿quién se apunta?