Que el vestuario es importante en las películas es algo que nadie discute. Es imprescindible para contextualizar y ambientar la historia. Hay veces que es tan bueno que superan al guión y hasta la dirección. Por no hablar de los actores, que en algunas ocasiones, no podríamos decir si la interpretación hubiese sido igual de creíble sin algunos de los accesorios que llevan sus personajes. Pero si hay un accesorio estrella a este respecto, son sin duda: las gafas de sol.

Llamadme exagerada, pero unas gafas pueden hacer que recuerdes más unas películas que otras, que te metas más en la trama argumental, que te identifiques más con el personaje o que quieras ser como él/ella. Al menos, a mí me pasa. Y es que hay algunas lentes que son protagonistas indiscutibles. No se sabe si se han hecho famosas por las películas, o las películas se han hecho famosas por ellas. No somos capaces de decir algunos títulos legendarios sin que se nos vengan a la cabeza un par de gafas de sol representativas. Son dignas merecedoras de aplausos y premios. Así que aquí van, para mí, las ganadoras de los Óscar a las mejores gafas de sol de película de la historia.

En la categoría de “salvadoras del mundo y guardianas del planeta Tierra”, mis ganadoras son: las gafas de sol sin montura de Morfeo. Porque, sólo a base de ceños fruncidos y caras serias, no se llega a ninguna parte.

matrix_3_1024

terminator-5-schwarzenegger

 

men-in-black

En la categoría de “hago que el personaje sea el rey del mambo, del cielo y de la tierra, intrépido, un poco chulo y consigo que se ligue a la guapa de la peli”, mi ganadora del Óscar es para: Las Ray-Ban de Top Gun. Porque Maverick sin ellas, no sería Maverick, y lo sabemos.

topgunm24272012

tumblr_mo10x9cVmB1s6fj4no1_1280

Pasamos a la categoría de gafas de sol imprescindibles para ladrones de bancos con clase. En esta, no tengo duda ninguna: las Persol PO 714 SM de Steve McQueen en “El caso de Thomas Crown”. Que le hayan puesto el nombre del actor a la nueva versión de este modelo, es un claro homenaje y agradecimiento al hombre que las convirtió en símbolo de estilo (¿o fueron las gafas las que le dieron estilo al hombre?).

thomas crown affair buggy

Labanda

Con menos clase, pero más importantes por su cometido, las que consiguen el Óscar en la categoría “no hay resaca sin gafas de sol porque tapo ojeras de la juerga de ayer”, son las de la pareja formada por Alan y el bebé que encontraron en “Resacón en las Vegas”, por hacerlas aptas para todos los públicos, superando al mismísimo Nota.

galifianakis-baby

The-Big-Lebowski_KB_John-Goodman_serial-killer-sunglasses.bmp_1

Y para terminar esta entrega de premios, nada mejor que un toque de glamour. Las gafas de sol ganadoras en el apartado femenino por ser coquetas, elegantes, atrevidas, seductoras, divertidas y quedar casi mejor que el buen puñado de diamantes que las acompañan: las Oliver Goldsmith de Holly Golightly. Perfectas para desayunar o hasta para ir a la cárcel de Sing-Sing.

Oliver Goldsmith

bert stern lolita 650

Annie Hall

6ZFATL4B2yOqEOWViT9kkodU8Vy

Y tus ganadoras, ¿cuáles son?