Jueves 8:00 am. Te levantas, ducha, desayuno, coche/bici/paseo hasta el trabajo. Ordenador, llamadas…. La rutina de siempre. Y de repente, cuando menos te lo esperas, te aparece una simpatiquísima, encantadora y adorable (desde luego en ese momento a ti te lo parece) chica con un ramo de flores enorme con una tarjeta preguntando por ti. Y ¡Sorpresa! te han alegrado la mañana, el día, la semana y, dependiendo de hasta cuando te duren las flores, el mes.

Así de fáciles y, a la vez, así de importantes son esos detalles inesperados y espontáneos. Tan agradecidos y emocionantes. Darte cuenta que una persona se acuerda de ti a pesar de la distancia, el tiempo o las muchas ocupaciones. Y que además de que se acuerda de ti, ha sacado minutos de su jornada para que tú lo sepas y que te sientas la persona especial que eres para él/ella.

Y es que las sorpresas son de los mejores regalos que te pueden hacer en la vida. A todo el mundo le encantan, o a la gran inmensa mayoría (siempre hay algún raro que confirma la regla) y por éso hay tantos vídeos en Youtube de momentos únicos e irrepetibles que los protagonistas han querido grabar y compartir. Gracias a ellos he podido hacer una recopilación de diferentes tipos de sorpresas que espero os encanten, como a mí (pero que os hagan llorar menos).

Para empezar están los tipo flashmob que se pusieron tanto de moda. Coreografías trabajadísimas y voces impresionantes han sido protagonistas de momentos tan divertidos como este recibimiento en el aeropuerto.

 

Si hay una marca que ha sabido aprovechar la alteración emocional causada por esos “cuando menos te lo esperas” es Coca Cola. Crearon una campaña en la que unos cajeros automáticos, bastante únicos, te convertían a ti en el autor de sorpresas tan bonitas como estas.

 

Puede que el momento en el que más se agradezca una sorpresa, es durante la rutina de trabajo. Los días te parecen todos igual y la monotonía es aburridísima. Menos mal que hay gente como estos chicos, a los que se les ocurrió pasarse por el McAuto y hacer un pedido de una manera muy musical.

 

Luego están las sorpresas a los niños. Sus reacciones y caras ante regalos y buenas noticias hacen que sean los destinatarios perfectos, siempre agradecidos y expresivos. Esta madre cumple el sueño de su hija, aunque, creo que al ver su cara de felicidad, acabó siendo más un regalo para la madre que para la hija.

 

Por supuesto no podía faltar el apartado: peticiones de matrimonio. Peliculeros, americanadas, llamémosles como queramos, pero cada vez que una amiga cuenta que se casa, la pregunta obligada cae: ¿Y cómo te lo pidió? Lo siento chicos, pero se complica esto de sorprender a las mujeres. Y la culpa la tienen vídeos como este que ya ha dado la vuelta al mundo varias veces (y ha hecho que más de uno se apunte a baile)

 

Para terminar os dejo un vídeo que se titula precisamente “La Sorpresa”. Narra el especial viaje de regreso de uno de tantos jóvenes que tuvieron que ir a buscar trabajo lejos de sus casas y que vuelven de sorpresa para abrazar a sus familias después de mucho tiempo separados.

 

Y a vosotros, ¿os han sorprendido alguna vez?